El ejército de Etiopía acusa al jefe etíope de la OMS de apoyar a Tigré

el-ejercito-de-etiopia-acusa-al-jefe-etiope-de-la-oms-de-apoyar-a-tigre

El ejército etíope acusó el jueves al director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, originario de Tigré, de buscar apoyo y armamento para esta región secesionista cuyas tropas llevan tres semanas combatiendo el gobierno federal.

Tedros «ha trabajado en los países vecinos para condenar la guerra» que el gobierno federal etíope lleva a cabo contra las autoridades regionales de Tigré desde el 4 de noviembre, y «ha trabajado para obtener armas para ellos», dijo el jefe del estado mayor del ejército federal etíope, el general Berhanu Jula, en una conferencia de prensa.

«No ha dejado piedra por remover» para ayudar al Frente de Liberación del Pueblo Tigré (TPLF), el partido que dirige esa región disidente y que ha estado desafiando la autoridad del gobierno federal durante varios meses, añadió.

«Este tipo es él mismo un miembro de este equipo» del TPLF, acusó el general Berhanu, refiriéndose a Tedros, quien fue ministro de Salud entre 2005 y 2012 en el gobierno de Meles Zenawi, el líder histórico del TPLF, que en esa época era un partido muy poderoso que controlaba los resortes del poder en Adís Abeba.

«¿Qué podemos esperar de él? No esperamos que se ponga del lado del pueblo etíope y condene» a las autoridades de Tigré, añadió.

A preguntas de la AFP, la OMS en Ginebra no quiso hacer comentarios y Tedros no reaccionó a estas acusaciones el jueves.

Tedros, de 55 años, científico especializado en inmunología y enfermedades infecciosas, es el primer africano que dirige la OMS, un cargo que ocupa desde 2017.

Después de haber sido ministro de Salud y antes de asumir la dirección de la OMS, también fue ministro de Relaciones Exteriores entre 2012 y 2016 en el gobierno de Hailemariam Desalegn, elegido por Meles Zenawi, que le sucedió tras su repentina muerte en 2012.

– «Traición» –

Abiy Ahmed, primer ministro desde 2018 y premio Nobel de la Paz al año siguiente, lanzó una operación militar en Tigré el 4 de noviembre contra las fuerzas del TPLF, a las que acusa de intentar desestabilizar el gobierno federal y de haber atacado dos bases militares etíopes en la región, lo que las autoridades regionales niegan.

No se dispone de un recuento preciso de la ofensiva militar, que se encuentra ahora en su tercera semana y que ha incluido bombardeos aéreos, y la región está virtualmente aislada del mundo.

Pero los combates han dejado varios cientos de muertos y, según el jefe de la Comisión de Refugiados de Sudán, han obligado a por lo menos 36.000 etíopes a huir al vecino Sudán.

El TPLF -que dominó la lucha armada en Etiopía durante 15 años contra el régimen militarista-marxista de Derg, derrocado en 1991- controló el aparato político y de seguridad de Etiopía con mano de hierro durante casi tres décadas, hasta que Abiy Ahmed tomó las riendas del poder en el marco de una protesta popular sin precedentes contra el poder.

Sus dirigentes, expulsados gradualmente de posiciones clave y objeto de demandas judiciales, se retiraron a su feudo en Tigré, en el norte de Etiopía, desde donde han estado desafiando la autoridad del gobierno federal en los últimos meses.

El 13 de noviembre, el gobierno etíope dijo que tenía «pruebas creíbles» de que agentes del TFLP trabajaban para organizaciones locales e internacionales, y que había enviado una lista al Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA).

Ese mismo día, un funcionario de la Unión Africana (UA) confirmó que la organización con sede en Adís Abeba se había separado de su director de seguridad, originario de Tigré, después de que el gobierno etíope cuestionara su «honestidad».

Desde que comenzó la ofensiva, cientos de personas han sido detenidas bajo sospecha de conspirar con el TPLF y a 34 empresarios se les ha negado el acceso a sus cuentas bancarias por sus supuestos vínculos con el partido de Tigré.

El miércoles, la policía federal anunció que había emitido 76 órdenes de arresto contra oficiales del ejército, algunos de ellos retirados, bajo cargos de «traición» en beneficio del TPLF.

str-fb-ayv/fal/pc/mar



Fuente: Infobae

Etiquetas: