El complicado momento que atraviesa Mariano Iúdica: hoy espera un milagro

el-complicado-momento-que-atraviesa-mariano-iudica:-hoy-espera-un-milagro

Él mismo se encargó de contarlo en las redes sociales, y finalmente hoy llegó el día más esperado por todos. Mariano Iúdica atraviesa un momento muy difícil debido a lo que está pasando con el club de sus amores: River Plate. Y es que el equipo comandado por Marcelo Gallardo espera un milagro para esta noche, ya que está muy complicado para pasar a la final de la Copa Libertadores de América.

Después de una semana de nerviosismo y hasta de promesas por parte de sus hinchas, el club de Núñez se juega a todo o nada frente al Palmeiras de visitante, luego de haber caído de local por un estrepitoso 3 a 0 que lo dejó prácticamente con un pie afuera del torneo de clubes más importante del continente. A pesar de la adversidad, el conductor de América TV se mostró esperanzado.

Fue en su cuenta de Twitter, donde decidió compartir algunos mensajes de aliento en busca de la gran hazaña. Y es que si hay alguien que sabe de estos desafíos es justamente Marcelo Gallarado, y los hinchas están esperanzados con que Napoleón pueda dar vuelta la serie, en lo que sería una épica noche para todo el pueblo riverplatense que sueña con una nueva final contra Boca Juniors.

«Hoy, todos unidos. 💫 #JuntosSomosMásGrandes», decía el mensaje de la cuenta oficial de River Plate, el cual Mariano Iúdica decidió dejar plasmado delante de todos sus seguidores. «Creer 🔴⚪🏆 #VamosRiver», manifestó por su parte el reconocido periodista deportivo Atilio Costa Febre, famoso por su pasión y fanatismo por la entidad que actualmente preside Rodolfo D’Onofrio.

Días atrás, y después de la derrota sin atenuantes, el conductor de Polémica en el Bar, había dejando un mensaje más que claro en la red social del pajarito. «¡¡¡AHORA MÁS DE RIVER!!! El día que me muera yo quiero mi cajón pintado ROJO y BLANCO… ¡¡¡como mi Corazon!!! ¡¡YA ESTÁ!! ¡¡VAMO RIVER!!», afirmó Iúdica, quien se encuentra de vacaciones esperando que se dé el gran milagro del día.



Fuente: El Intrasigente